Algunos tipos raros y Lou Reed.

Debió pasar algo extraño en aquellos años de Instituto. Entre el 87 y el 91 coincidimos unos cuantos tipos raros en un instituto público del Zaidín, la barriada más popular de Granada. El Instituto era y sigue siendo el I.E.S. Mariana Pineda. Seguramente el nombre ya nos inspiraba a todos: Jesús Benavente (rockabilly amante de La Dama se Esconde), Pepe Vida (hijo del gran Vida Soria y asesor musical incansable de los que aún ni sabíamos que montaríamos una banda), Antonio Estrella (El heavy hecho corazón del que aún guardamos un micrófono en nuestro ensayo), Carlos Morales (abanderado del estilo más pijo imaginable e incondicional seguidor de Dinosaur Jr., Sonic Youth, Pixies, su Dios Kurt Cobain y autor del título de nuestro primer disco “Mano, Parque, Paseo”); Daniel Herrera, Antonio Toledo y Pedro Haro, co-fundadores de la aún para algunos mítica banda granadina Mama’Baker. Luis Blanes, Martín y Alberto (primeros compañeros musicales de Juan Alberto); el propio Juan Alberto Martínez que más tarde se convertiría en el cantante y compositor de Niños Mutantes junto a Miguel Haro y yo mismo; y entre otros muchos que voy a nombrar, el que ahora me viene a la memoria tras el fallecimiento de Lou Reed: Ernesto Estrella (Aquí un documental sobre él). Poeta, músico y cantante ahora afincado en Nueva York, hace veinte años se “afincaba” en diferentes asignaturas junto a mi mesa desde primero de B.U.P. hasta C.O.U.

Sigue leyendo